El glamour nace, se hace o se compra en el Super?

miércoles, 30 de julio de 2008

Decisiones: ¿Quien debe tomarlas, la cabeza o el corazón?

Hay veces que uno no sabe ni quien es. Que tiene la cabeza hecha un lío y no sabe hacia que lado encaminar sus pasos. Un momento en el que cualquier decisión que debes tomar te parece errónea. Porque la cabeza te dice una cosa y el corazón otra. ¿A quién hacer caso? Yo soy un tío tremendamente práctico y soy partidario de que sea la cabeza la encargada de este trabajo. Pero el corazón es un órgano que NO se puede controlar, va a latir aunque tú le ordenes de que no lo haga, va a sufrir aunque tu cabeza mande a tu boca sonreír y va a querer aunque la razón te dicte lo contrario. Y no olvidemos que es el corazón el que nos hace estar vivos. Por eso también es más doloroso cuando te equívocas en una decisión tomada con el corazón que en una tomada con la cabeza. Un golpe en la cabeza te deja un chichón que dura unos días pero termina por desaparecer. Un golpe en el corazón te arranca un trocito de este y te hace una herida que nunca llega a cicatrizar. Pero igual de cierto es, que si la cosa sale bien la satisfacción es mayor cuando ha sido el corazón el encargado de tomarla. Así que ya sabéis, cuando os toque tomar una decisión importante pensarla con detenimiento. Escuchad a vuestra cabeza y escuchad a vuestro corazón, y luego haced caso a quien os plazca, porque la decisión correcta siempre será la contraria. Pero eso es la vida, equivocarse y arreglarlo, equivocarse y arreglarlo. Y nunca, nunca volver la vista atrás.

martes, 29 de julio de 2008

Lo prometido es duda

En estos días tan tontos, ahí va un vídeo friki...

viernes, 25 de julio de 2008

Consumía!



Así me estoy quedando, badilianos!
Otra vez el virus estomacal vuelve a hacer de las suyas....que yo no sé si es que me ha mirado un tuerto o alguien me ha echado una maldición (La Gata Lola es más partidaria de la segunda hipótesis), pero llevo toda la puta semanita a base de suero, arrocito y pescao hervío...vamos una operación bikini a lo bestia!!!

Y hablando de flaquezas, qué "flaca" os gusta más.....

la del por casi todos odiado y repetitivo de Jarabe de Palo


..o la de mi queridísimo Calamaro?


Hala, votad, votad, y que paséis buen finde....

miércoles, 23 de julio de 2008

No me gusta trabajar



Todo tiene un principio, todo tiene un final. Que alegría cuando salí del trabajo el cinco de julio y empezaban mis vacaciones. Que tristeza cuando este lunes sonó mi despertador a las 7.30 para ir al puto curro.

Dos semanas dan para mucho. Como ya dije tenía un montón de tareas para hacer. Pasar la ITV de la moto, pintar el techo del baño de mi casa, renovar el DNI, entre otras.

¿Sabéis cuantas he hecho? ¡Exacto! ¡Ninguna! La verdad es que no me sorprende. Ya sabía que eso iba a pasar. Mi DNI sigue estando caducado, la pintura del techo de mi baño se sigue desprendiendo y mi moto sigue sin pasar la puñetera ITV. Ésta es la que más me jode ya que tenía verdadera intención de hacerla. Incluso el primer lunes de mis vacances llamé a la ITV para que me dieran hora y día para llevarla (que sino hay que esperar un huevo) "Para el martes de la semana que viene" me dijo una amable señorita. "Gracias, amable señorita" respondí. Pero el destino me jugó una mala pasada en forma de avería al día siguiente, con lo que tuve que dejar la moto en el taller hasta el jueves, pero no de esa semana sino de la siguiente. Así que llegado el día fijado para la revisión tuve que llamar para decir que no iba a acudir a mi "cita" por motivos ajenos a mi voluntad. Por lo tanto sigo sin pasar la ITV de mi moto y encima con una factura del taller de 160 euracos.

Pero lo peor de todo es la vuelta al trabajo. Parece que, en mi ausencia, a la gente le han dado algo para que sea más pesada, aún, que ya es decir. Ayer mismo un tipo me llegó a preguntar como cien veces si no había un bote más pequeño de un producto. A lo que yo respondí noventa y nueve veces muy educadamente que era el único tamaño que hacían, ni más grande ni más pequeño. Y la vez número cien de forma un poco más borde "que sólo hay este, lo quieres o no, que me estás haciendo perder el tiempo" A lo que el cliente dijo "huy perdona, como no hay gente...sí ponmelo" A lo que yo respondí "no, no hay gente pero es que esa montaña de facturas que ves ahí no se meten solas en el ordenador" Y don Pesado "huy perdona"

Con lo que se demuestra que si hubiese sido borde desde el principio se hubiese solucionado mucho antes el problema y los dos hubiéremos ganado tiempo. Manda huevos, 40 minutos para comprar un puto reparador de arañazos. Pa mi que era el jefe de la tribu arapajoe, ya sabéis (ahora pa joé le voy a tocar los cojones a este).
Uf, necesito unas vacaciones. Pero anda que me queda ni ná para volver a pillarlas. Pero es que a mí, no me gusta trabajar.


No me gusta trabajar-Los Rebeldes


PD: Felicidades Delcar, hay que ver como te sientan. Tú has hecho un pacto con el diablo, no?

jueves, 17 de julio de 2008

Hola.....?


Hay alguien por ahí...?

A que me he quedado sola por Badil???!!!

Como aquí no escribe ni Dior y mi imaginación es nula en época de trabajo y calor, os pongo un vídeo del yutuf, del que me llevo riendo como 15 días....si os gusta os colgaré la segunda parte...y si no.... también!

Que lo disfrutéis casi tanto como yo...



sábado, 12 de julio de 2008

Frikissssssplash!!!



Está mal que yo lo diga, pero cada noche conmigo en la Expo es una noche mágica. Vale, mágica no. Pero friki un rato largo!

Después de dos fines de semana consecutivos con la Pequeña Silvi en Expoplanet le tocaba el turno a la Relinda, con Ojos Vuertos y tó.
Chica, qué calor! Qué de tó! Así que oye, que nos fuimos a insuflarnos cafeína en vena con mucho hielo... y algún bombón, de los que alegran la vista. Porque nosotras lo valemos.
Ya un poco más repuestas, dijimos, pues habrá que ver algún pabellón... o no? Y puestos a elegir, para quince minutitos que teníamos antes de la hora de la reserva, nos fuimos a Cuba, que ahí hay una barra en la que preparan unos daiquiris de morirse! Daiquiri en mano, y un poco ya en la cabeza, todo hay que decirlo, salimos del pabellón de América Latina, camino de Grecia, sin haber leído una sóla letra de los millones y millones que había allí.
En 30 segundos nos cruzamos el charco. De Cuba a Grecia en 0,2. Chica, qué maravilla! Por supuesto pasamos por la puerta sin hacer cola. Que de algo tiene que servir el glam... y reservar, claro. Y allí que nos sentamos en una mesita super cuqui. Todo muy greek: blanco y azúl, olivos por doquier y un ambiente muy mediterráneo. La cena estupenda. El vino más. O no, pero después del daiquiri a palo seco y teniendo en cuenta lo fresco que lo servían, nos podrían haber puesto Don Simón de la cosecha de antes de ayer y nos hubiese parecido igual de fantástico. O más.
En fin, que nos echamos unas risas en la cena. Y de repente nos quedamos solas en el restaurante. Cuando salimos había llovido para llenar siete mares, tres ríos y dos lagos. La Expo estaba encharcada y los Expófilos mojados hasta decir basta. Y nosotras tan ricamente.
Lo malo es que anularon el concierto. Endevé. Así que nos dimos un paseo por mis sitios favoritos. Y allí nos podíais ver a las dos. Girando como peonzas en el bosque de sonidos y muertas de la risa. Angelicos!
De allí al coche, que una como tiene acreditación especial, puede entrar con vehículo a la Expo. Y a medio camino, nos encontramos con que había volado uno de los puestos de información hasta la balsa del Canal de Aguas Bravas. Dentro del canal. Impresionante!
A esto que llegaron los bomberos para rescatarlo. Qué bomberos! Y allí que estábamos nosotras dos, rodeadas por una veintena de hombres musculosos de uniforme, camión y grúa incluídos, a la 1 de la mañana, dirimiendo si se ponían neopreno para entrar a la balsa a sacar el chiringuito o lo hacíamos de otra forma. Para qué os voy a contar. Nosotras cruzando los dedos para que se quitaran la ropa y en la gloria!
Al final fui buena y entré a la Torre del Agua a vaciar la balsa para que no se tuviesen que desnudar. Una que es muy buena! La Relin, que es muy cuca, se quería quedar con los bomberos, pero al final me acompañó a la torre. Cachondeo con los de seguridad porque entramos por la puerta de emergencia y sonaron las alarmas. En fin, un sinvivir.
Gran espectación y aplausos cuando sacaron la estructura del agua. Que vivan los bomberos!!!!
Después, ya que estábamos allí, le pedí al de seguridad que nos subiese a la Torre, en ascensor of course. Y nosotras allí, con la Torre vacía para nosotras solas, tan ricamente. Estuvimos en la zona VIP, viendo la maqueta del Splash y luego subimos a verlo in situ. Todo glamour. Mola!
Ya de camino para casita, paramos a saludar a los bomberos y darles las gracias (y el teléfono).
Aún me duele la mandíbula de reirme toda la noche. Ahora, que una cosa os digo. Superar una noche así de friki va a ser difícil... pero se intentará!

jueves, 10 de julio de 2008

Dede Finisterre con amor




En Finisterre no hay vida, pero aviones… aviones pasan uno cada 5 minutos. Estoy por cronometrarlo. Y aquí estoy yo, con mi vaso de vino blanco (a tu salud Peque) y mi fly. Y encantada de la vida. Mari, quién me lo iba a decir a mi! Sin sexo, eso sí. Pero nada que no pueda arreglarse otro día. A más tardar mañana. He dicho.
Y es que tener amante mola… casi siempre. Porque amantes, lo que se dice amantes, hay de muchas clases: los amantes bandidos, los de Teruel, los de Rodin, ... los buenos, los malos, los canallas, los enamoradizos, los fugaces, los semi-permanentes, los que no paran de llamar y los que si te he visto no me acuerdo, los frikis, los serios, de los que te enamoras y a los que enamoras, los que la han cagado y los que la cagarán… los que van y los que están de vuelta. No os las voy a enumerar todas. Por dos sencillas razones. La primera, que se me está subiendo el fly y, para escribir sandeces, mayores de lo habitual digo, siempre hay tiempo, oye. Y la segunda, y más importante. Que no las conozco todas. Pero tiempo al tiempo!
Mi amante es de clase indeterminada. Un poco de todo. Como en botica. Pero como aún no se si voy o vengo, pues a mi ya me parece bien.
Moraleja. Que con un vinito y un fly, hasta Finisterre se hace soportable! Pero que sepáis que se os echa mucho, muchísimo, de menos…

martes, 8 de julio de 2008

Vacaciones Santillana


Mu güenas lectores. Ya sé que hoy no es miércoles, ya sé que debería haber escrito este miércoles y no lo hice, pero es que estoy de vacaciones y casi no sé ni en que día vivo. Hay que ver que bien se está de vacaciones aunque no se haga nada, porque eso es lo que he hecho por ahora, nada. Y que gustazo. Bueno he aprovechado para limpiar un poco la casa que la tenía dejada de la mano de Dios. No veas, Peque, que limpia está ahora, te ibas a sorprender.
Voy a gastar mis vacas en Zaragoza, sin ir de viaje a ningún, lado pero así aprovecho para hacer recaditos, pasar la ITV de la moto, renovar el DNI, hacer alguna chapuza por casa... Seguramente terminaré mis vacaciones y estará todo eso sin hacer, pero que sepáis que la intención existe, las ganas ya es otra cosa.
Como las glamurosas no dan vacaciones, las muy negreras, pero no por eso yo dejo de estar de vacances, no podían esperar que escribiese un articulo brillante y tendrán que conformarse con esto. Igual que pasa con el periódico que en los meses de verano, siempre es más delgadito porque no hay nadie currando pero el precio sigue siendo el mismo.
Pues nada, os dejo hasta la semana que viene, en la que espero poder contaros algo más. O por lo menos poder deciros que he realizado todas mis tareas propuestas para las vacaciones. Eso sí, lo de que sea en miércoles u otro día de la semana ya no lo puedo prometer. Porque, como ya he dicho, estoy de vacaciones.

Holiday in Cambodia-Dead Kennedys

lunes, 7 de julio de 2008

Arisca


Pos sí, llevo unos días....
¿Serán las hormonas...?
¿El garrafón que me pusieron el viernes...?
¿La falta de sueño....?
¿Estar fatal de lo mío....?

...por si acaso, no me toquéis mucho las narices...

The Verve - Bitter Sweet Symphony

miércoles, 2 de julio de 2008

¿Viejo, gilipollas, o las dos cosas? Ustedes diran.



Últimamente me pasan cosas que me están haciendo pensar que me estoy haciendo viejo. Esto de hacerse viejo es una putadilla gorda, aunque como por ahora no han inventado nada mejor habrá que aguantarse y saber llevarlo con dignidad. Peor es no llegar a viejo.

Lo primero que me pasó para que esté dándole vueltas a la cabeza sobre el tema de hacerse mayor es que el sábado me fui de la "Z" antes de que cerraran porque estaba cansado. Eso no me había pasado nunca, incluso teniendo que trabajar el sábado he aguantado en ese antro hasta la hora del cierre.

Otra cosa que da que pensar me pasó ayer mismo. Después de comer puse la cafetera como hace todo hijo de vecino. Subió el café, brop, brop, brop. Con su aroma, muy bueno por cierto. La boca empezó a salivar pensando en el sabor del oro negro que acababa de preparar. Cogí la cafetera con ansia, tanta, que el líquido escurrió por el asa abrasándome los dedicos con su hirviente contenido. Lo que hizo que soltase la cafetera, mientras exclamaba un "mecagoentodo", desparramando el café por toda la cocina. Después de unos cuantos juramentos más tocó limpiar todo y, lo peor de todo, es que me quedé sin café.

Pero la evidencia más clara de que me estoy haciendo viejo me ha pasado esta misma mañana. Estaba yo muy contento porque había arriesgado mi vida preparando una cafetera para el desayuno y todo había salido bien. El café en su punto, sin quemaduras de primer grado en ninguna parte de mi cuerpo. Vamos, una maravilla. Animado por el vigor conseguido por la ingesta de la negra poción mágica, que para ellos querrían los mismísimos Axteris y Obelix, me he dirigido al garaje a por mi motillo, como hago cada mañana desde años. Y...¡Sorpresa! La moto no estaba en su plaza. No sabéis la de culebras, calveras, letras chinas y bombas que han salido de mi boca. Me han mangado la moto. Serán hijos de satanás. Cabritos, chorizos, gente de mal vivir. Llevaba yo quince minutos jurando cuando me he fijado que en la columna del garaje no había un cartel que rezaba "dejen los coches en sus plazas, no dejan salir a las motos" en el cual me había llamado la atención ayer porque no lo había visto nunca. Me he fijado en los coches de mi alrededor. Sí, efectivamente estaba en mi planta. He mirado la moto que tenía delante. Era, sin duda, la que aparca siempre al lado de la mía y no la que había visto yo ayer y me había hecho pensar "pedazo de motarra que se ha comprado este pavo". Así, uniendo cabos, he llegado a la conclusión de que había dejado la moto en otra planta. He subido a la segunda planta y ahí estaba la motarra gorda, el cartel de la columna y junto a ellos mi querida motoreta. Y ahí es cuando he pensado que me estoy haciendo viejo.

O será simplemente.....que soy gilipollas, como éste.