El glamour nace, se hace o se compra en el Super?

viernes, 31 de octubre de 2008

martes, 28 de octubre de 2008

De película


Sólo somos capaces de vivir amores de película a los 20. En cuanto cumples los 30 estás tan escarmentado de anteriores relaciones (o no relaciones) que antes de sentir nada de nada, te dejarías cortar un dedo. A mí ya me faltan 3.

Pero a veces añoro los 20, con esa mezcla de pasión e inocencia, y ganas de comerse el mundo.... Porque, con 20 primaveras, ¿quién no se ha sentido el rey del universo? A los 20 la vida gira a tu alrededor. A los 30 tú giras alrededor de la vida, que te ha engullido y suerte tendrás si deja de ti algo más que los huesos y una enorme hipoteca.

España entera está en crisis. Pero hay muchas clases de crisis... y yo, hoy, las tengo todas. Yo estoy en la crisis de la decepción de los 30 porque me he atragantado con el bocado que le di al mundo cuando creía que era mío. Ahora es de otros. Mi soltería está en crisis, porque este verano he recordado lo a gustito que se siente una cuando tiene a alguien estupendo al lado y lo jodido que es cuando ya no está. Y hasta tengo crisis de ansiedad, porque nada dura para siempre... salvo la mala suerte, quizás.

En fin, que mañana mojaré mis crisis en el café y por fin será otro día. Que otra cosa no, pero días... días hay más que longanizas.

lunes, 27 de octubre de 2008

Fatal de lo nuestro (I)

El mundo de las relaciones últimamente se me asemeja terriblemente al pilla-pilla... cuando consigues coger a alguien y le toca pagarla a él, se va corriendo detrás de la primera que ve...quien, porsupuestísimo, no eres tú...

...al menos, siempre nos quedará Adam....

Maroon 5 ft. Rihanna - If I never see your face again

miércoles, 22 de octubre de 2008

2008, una odisea en interpeñas




Ya sé que el tema ya está un poco pasado y que debería haberlo contado antes. Pero es que como no se me ocurría nada, he decidido echar la vista atrás (solo un poquito) y contaros la odisea que viví el día 12 de Octubre de 2008 cuando se me ocurrió acudir al recinto de interpeñas para ver en directo a Tako.

1- La llegada: Sin saber que puto bus había que pillar para ir al recinto se nos ocurrió coger el bus numero 34 que nos dejó en el barrio de la almozara. De allí, pasando por la pasarela nueva, llegamos en un momento. Pensamiento completamente erróneo. Aún había que andar mas de 45 minutos por unas calles perdidas de la mano de Dios. Parecía que estuviera en cualquier ciudad del mundo. Pero al final llegamos. No sé como salía gente en la tele quejándose de que les molestaba el ruido de interpeñas. ¡Si no había una vivienda a cien kilómetros a la redonda!

2- La entrada: Nada más traspasar las puertas del recinto un tipejo que pretendía ser un segurata empezó a meterme mano en busca de armas mortíferas o drogas, que de haberlas habido seguro que hubiesen sido consumidas por este personaje. Después de sobarme, esperé a que un negro de dos por dos terminase de fisgonear en el bolso de mi acompañante. Y fue entonces cuando el subnormal que me había metido mano me dijo "quiere esperar aquí". Yo, pensando que lo decía porque quería hacer un cacheo más exhaustivo (ya sabéis, meterme el dedo en el culo y esas cosas) le dije "¿por?". A lo que él, muy chulillo y con su acento de moro Muza contesto, "que espere ahí o prefiere salir fuera". ¿Pero de que vas?" En ese momento el gigantón morenote ya había terminado de cotillear en el bolso de mi acompañante sin encontrar dentro ningún arma de destrucción masiva, así que pase del tema para que nadie resultase herido (más que nada porque ese alguien hubiese sido yo) y me fui para dentro.

3- El concierto: El concierto estuvo a la altura de lo esperado, que era mucho. Es más, sobrepasó el limite de lo esperado. Como gravaban disco, con DVD y todo, los muchachotes de Tako echaron el resto y ofrecieron un recital lleno de calidad, contactando en todo momento con el público.
Solo una nota negativa, no por parte de los músicos, sino por parte (una vez más) de los responsables de ¿seguridad?. El tema es que al tipejo que tenía al lado se le ocurrió coger a su amigote en hombros, como se hace en todos los puñeteros conciertos del mundo. Pues ahí arriba estaba el tío cuando aparece un gilipichis de segurata empujando a todo dios, a mi incluido (que es lo que me cabreó), para llegar donde estaba el chavalín y bajarlo de los hombros de su amigote a empujones. Coño, que estábamos en un concierto de rock, a mi el pavo ese no me molestaba para nada y si me hubiese molestado ya lo hubiese bajado yo. Pero el tonto del musculitos con su camiseta de "seguridad" sí que me molestó. Y encima el subnormal se creería que estaba realizando una labor importante.

4- La vuelta a casa: Al finalizar el espectáculo, decidimos irnos de ese lugar infernal lleno de lechones borrachos. Al salir me encontré con el morito que me había metido mano al entrar incordiando a dos mocitas que tenían pinta de ser unas asesinas en serie que no veas con su carita de niñas pijas. Me dieron ganas de ir allí y darle un besito al morito como despedida, después de los buenos momentos que habíamos pasado al entrar.
Como no pasaba un bus ni por equivocación y la economía no está para taxis, decidimos volver a la civilización andando. Paseíto del que, como la noche era agradable, disfruté. Recorrimos todo el cadáver de la EXPO y recordamos como, apenas mes y medio antes, estaba todo aquello abarrotado de gente. Dos horas después, con cervecita y chocolate con churros de por medio, por fin me metía en mi camita y terminaba mi particular odisea.


Tako-Seda Negra

martes, 21 de octubre de 2008

Blanca, radiante... y de Loewe


Lo que es la vida. Lo que son los sueños. Lo que es, en el fondo, una servidora...

Esta noche he soñado que me casaba. Sí, sí. Como lo leéis, que me casaba! Y chica, sin sofocos, sin aspavientos y sin malas caras. Por propia voluntad. Oye, feliz de la vida!
La parte de mi subconsciente que estaba consciente me decía: nena, que ésta no eres tú! Pero mi otro yo estaba encantada de la vida... Lo que son las cosas!
En fin, ahí estábais todos, porque era una ceremonia muy íntima y sólo estaban invitados los de casa. Y yo no iba vestida de princesita. Menos mal! Ya sólo me hubiese faltado parecer un merengue gigante!!!!!! Iba yo monísima con un vestidito corto, blanco y bordado en plata, que vi una vez en Loewe. Glamour como para una boda, oiga!
Del novio no os puedo decir nada de nada, que no llegué a verle la cara. Claro, yo estaba la mar de ocupada departiendo con unos y con otros y no tenía tiempo para pequeñeces.

A veces se sueñan cosas muy raras. La verdad es que yo nunca he tomado en mucha consideración esto del matrimonio. Será por mi gen de la soltería. Porque, como ya sabéis todos los que me conocéis, provengo de una larga estirpe de solterones en la que de cada generación sólo se casa uno. En mi generación sólo estamos mi hermano y yo. Y cada noche rezo para que sea mi hermano el que perpetúe la especie... aunque la cosa está chunga nenes!
Ahora veo lejanísimas las veces que me han propuesto matrimonio o han empezado a insinuarlo. A los veintitantos eso debía hacerse con una facilidad pasmosa... angelicos! Desde que he cumplido los 30 nadie me ha vuelto a pedir nada semejante. ¿Habré perdido el sex appeal?
Nos hacemos mayores y dejamos de pensar en cuentos de hadas? O es que, al hacernos mayores, leemos las estadísticas de divorcios?
Al margen de rollos de bodas que no me van nada de nada, he de reconocer que, a pesar de mi, sí echaba de menos eso de tener chico. Tener esa conexión especial con alguien. Esa intimidad que se crea en una relación. Ese sentirte a salvo de todo y de todos cuando estás con él... aunque no haya nada más lejos de la realidad. Hacía años que no me lo permitía.
La vida es muy rara a veces. Te pone delante aquello de lo que huyes justo cuando menos lo necesitas... Perra vida esta, que le da dientes a quien no tiene pan y pan al que está de régimen perpetuo bajo en carbohidratos.
A ver si al final voy a ser como todas esas mujeres desesperadas por echarse novio! Nonononono!
Mañana sin falta empiezo a quemar puentes. Que una será lo que sea, pero no tiene ganas de sufrir!

domingo, 19 de octubre de 2008

I don´t know you.....





....but I want you so bad...

sábado, 18 de octubre de 2008

Piano pianO



Qué delicia que mi piel se convierta en piano improvisado...
.
Echo de menos el sexo.

viernes, 17 de octubre de 2008

Pensamientos de un viejuno: La jubilación


Bueno, mi intención era escribir algo para este miércoles y así retomar mi sección semanal de "Cosas de chicos". Pero al final se me hizo imposible publicar y ayer me pasó tres cuartos de lo mismo. Así que aquí estoy, otra vez fuera de mi día, pero publicando que es lo importante.

Hace poco fue mi cumpleaños, algo que ya, llegado a una edad deja de ser motivo de alegría para pasar a ser motivo de preocupación. Se te cae el alma al suelo cuando alguien te felicita y siguiendo la tradición, absurda dicho sea de paso, te tira de las orejas y compruebas que se pasa un buen rato agarrado a las asideras cabeciles. Y no por que diga "una de propina, una de regalo y otra porque me sale de los...", sino porque los años que cumples ya van siendo demasiados.

La resacas te duran hasta la semana siguiente, no te conoces ni una sola canción de las que ponen en los bares, oyes a los chavales decir cosa como "co, que fiestorro ayer en interpeñas que pedo pillamos, nos bebimos tres litros de cerveza entre los cuatro y nos pusimos borrachos" o "como mola el grupo ése nuevo, como se llama...Celtas no sé qué". Te empiezan a entrar dolores sin ningún motivo. Pero como dice ese gran sabio que es mi padre (otra prueba de que me estoy haciendo viejo, ahora hay más veces en las que pienso que mi padre tiene razón que de que está equivocado) "cuando llegas a cierta edad el día que no te duela nada, es que estás muerto".
Pero en esto de cumplir años no es todo malo. Y no me refiero a los regalos y esas pijadas. Me refiero a algo mucho más importante, me refiero a que cada año que cumples es un año menos que te queda para el que sin duda debe ser el día más feliz de la vida de una persona.

Pero tú eres tonto? Cómo que el matrimonio? Anda y vete a cascarla? De verdad piensas eso alma de cántaro? LA JUBILACION, coño, la jubilación.

Una vez, hace ya muchos años (tendría yo unos seis o siete años), oí hablar a mi padre con alguien sobre la jubilación. Yo como niño despierto y con ganas de sabes que era (ahora ya he perdido ese interés) le pregunté.

-"¿Papá, que es eso de jubilarse?"
-"Pues mira hijo, es que cuando uno es viejo le dan dinero sin trabajar"

Yo miré a mi padre con los ojos muy abiertos y le pregunté.

-"¿Oye papá, y uno se puede jubilar a los seis años?"

Desde aquel día sólo pienso en que llegue ese día y así poder disfrutar de la vida, de una vez por todas, que ya está bien de trabajar como un tonto.

Lo malo es que eso de la jubilación está mal pensado. Resulta que te la dan cuando estás hecho un asco. Todo el tiempo del mundo para poder hacer todo aquello que no has podido a lo largo de la vida por culpa del trabajo, y resulta que estás tan "cascao" que te tienes que quedar en casa sentado en el sofá. Te puedes llamar afortunado si tienes fuerzas para bajar al parque y echarle unas migajas a los gorriones.

Deberían jubilarte a los treinta, como muy tarde, para poder disfrutar de la vida al cien por cien en lugar de malgastarla trabajando como un esclavo. Luego cuando cumplieses los sesenta y cinco, es cuando deberías empezar a trabajar y así no te sentirías inútil para la sociedad. Además, como un día sí y otro también estarías de baja por los achaques de la edad, el trabajo no sería tan duro.

Bueno, como me temo que el gobierno va a desestimar mi revolucionaria idea de la jubilación, creo que tendré que esperar hasta los sesenta y cinco para poder disfrutar de la vida. Porque aunque a esa edad este más jodido que la cabra de la Heidi (pensad que Pedro pasaba muchas noches con la sola compañía de su rebaño), te aseguro que la voy a disfrutar porque no hay mayor suplicio para el ser humano que el trabajo. Así que nada, a tener paciencia y a esperar, que al final todo llega.

La rumba del jubilado-Un friki cualquiera (con caraoque y todo para que os la aprendáis)

miércoles, 15 de octubre de 2008

Historia de O

Ayer terminé un libro terrible. Tan terrible como inquietante. No, más inquietante que terrible. La Historia de O ¿Os lo recomiendo?... o no. Lo que os aseguro es que os hará pensar y, en cierto modo, os cambiará.
Página tras página me he sentido como una voayeur, más escandalizada que excitada. Tampoco escandalizada... Es como cuando te duele una muela y no puedes parar de urgar en ella.


Es un libro que habla, más que de sexo, de los vínculos de esclavitud y de sumisión que nos creamos respecto de la persona amada. De la esclavitud de la dominación. De lo que es capaz de hacer una persona por amor. De lo que es capaz de inflingir una persona aún amando, o precisamente porque ama. A mi me hablaba sobre todo de libertad como término opuesto a la esclavitud.
Está claro que la libertad de uno entraña obligatoriamente la servidumbre de otros. Yo soy libre para no hacer una tarea inaplazable, pero innegablemente eso acarreará que otra persona se verá obligada a realizar el trabajo por mi. En cuanto al amor (ah, el amor!) siempre es una relación de esclavitud. No siempre de uno hacia el otro, sino más bien de ambos respecto a la idealización del sentimiento. Bueno, del sentimiento y de la otra persona.

El prólogo, que yo siempre leo al final de la novela para que no me condicione (ni me aburra antes de tiempo), es de una inteligencia crítica finísima y pone negro sobre blanco lo que yo misma he pensado y sentido con la lectura de la Historia de O. Al igual que Jean Paulhan yo también avanzo por las andanzas de O como en un sueño. Con esa sensación de voayeurismo. Como si estuviese en un museo. La misma expresión que debía tener Tom Cruise en Eyes Wide Shut debajo de esa máscara dorada y nariguda.


Cuando pienso en O, la palabra que me viene a la mente es inocencia. Quienes hayáis leído el libro os llevaréis las manos a la cabeza y, he de reconocer que no es precisamente fácil de justificar el adjetivo en una mujer que se somete de tal forma. Que se convierte a sí misma, o se abandona para que la conviertan, en un mero objeto. En una puta que cobra en dolor.
Por eso O es, en cierto modo, inocente. Como sumisa total, deja toda la responsabilidad de sus actos en manos de su Amo al que se entrega ciegamente ¿En cuerpo y alma? O entrega su cuerpo sin límite alguno y, aunque el libro quede suspendido en un punto de su camino, la culminación de la su historia no puede ser otra que el que O se haga matar por su Dueño.
Pero O no entrega su alma. Sólo es un juego de apariencias destinado a quien la posee, como ningún amo puede aprisionar el alma de su mascota, por mucho amor y abnegación que ésta le profese. Aunque de su vida por él. En realidad ella entrega su cuerpo como forma voluntaria de placer. Acoge en su carne todos los castigos con una mezcla de temor y deseo. Más deseo que temor. Es ella la verdadera Dueña de su cuerpo. Una mártir sexual que se da con alegría a los leones.
Definitivamente sí, os recomiendo que leáis la Historia de O. Sobre todo porque tengo curiosidad por ver vuestras reacciones.

sábado, 11 de octubre de 2008

Tico lo Taco



Qué bonito es el glamour! Sobre todo en Primavera...

Que haya que salir de casa para que te echen un piropo como dios manda, manda huevos! Toda la vida viviendo en Huesca y los mejores piropos que recuerdo siempre me los han regalado fuera de Ornilandia. Y es que los ORNIS, angelicos míos, son poco dados a regalarnos los oídos.
Aunque lo valgamos chicas.

En mi primer, y último por el momento, día de vacaciones me fui de excursión, yo conmigo misma, a Tudela. Extraño pueblo donde los haya, vive dios! En fin, caminaba yo por el casco antiguo intentando descifrar un plano con muchos colorines que me habían dado en la oficina de turismo, con mis tacones por supuesto, cuando un señor ya de cierta edad me paró y me dijo: Reina, con el sonido de tus tacones bailarían hasta los mismísimos ángeles en el cielo.
Muerta matá que me quedé y claro, le di las gracias y le regalé la mejor de mis sonrisas al caballero.

Piropos aparte, la verdad es que no hay nada mejor para sentirte fuerte y sexi que el sonido de tus tacones pisando fuerte y retumbando en el mundo entero... Tico lo taco, tico lo taco, tico... lotaco!

viernes, 10 de octubre de 2008

Resurgir


Ya sé que decidí tomarme unas vacaciones por falta de inspiración, ya sé que lo que voy a escribir a continuación es de una calidad ínfima, ya sé que hoy no es miércoles, ya sé que el badil está condenado a la desaparición. Pero ante la angustiosa llamada de socorro de nuestra, por siempre querida, Pequeña Silvi he decidido volver de mis vacaciones he intentar poner mi granito de arena en este blog que, herido de muerte por falta de adeptos y si nadie lo remedia, redacta sus penúltimas lineas.
Pero no seré yo quien vea morir al badil sin hacer nada por impedirlo. No seré yo quien, mientras haya un solo lector que se pase por aquí (sagradece Dina, ya hay que tener valor)no le ofrezca un post que leer, aunque sea una piltrafilla de artículo. Así que aquí y ahora, el badil va a resurgir de sus cenizas cual ave fénix para llevar a nuestros más sinceros seguidores todas las tonterías que se nos puedan ocurrir. Y vive Dios que aquí siempre habrá unas palabras para aquellos que osen acercarse hasta nuestro humilde blog. De la calidad de esas palabras ya no digo nada, porque prometer escritos de gran interés y entretenimiento sería mentir y eso no lo vamos a hacer. Para eso nos meteríamos a políticos, que da más dinero. Así que si alguien se acerca por aquí y después de leer uno de nuestros artículos piensa "vaya mierda" sólo tengo que decirle: pues sí, es una mierda pero ya ibas avisado así que no te quejes. Si quieres leer cosas interesantes buscate otro blog, "picando puertas" o "con viento fresco" o "academia de chimpances" o el siempre sorprendente blog de Peibols o el recién estrenado "mamá, papá...soy transexual" o muchos otros que merecen la pena mucho más que éste. Como ya he dicho, casi todo lo que leas aquí será basurilla, pero también tengo que decir que a veces estamos inspirados y puede que tengas suerte y un día puedas leer algo realmente bueno (será que ha escrito la Gata Lola) o simplemente divertido (que ya es bastante). O que te encuentres con que la Pequeña Silvi ha puesto el vídeo de esa canción que tanto te gusta o que necesitas escuchar en ese momento. O incluso es posible que te encuentres con uno de mis post, entonces, es que no has tenido mucha suerte y tendrás que leer un poco de mierdecilla literaria.
Y ahora, para terminar, os meto un vídeo de los Backyard babies. Que no tiene nada que ver con lo escrito pero tienen mucha marcha. Los vi la semana pasada en directo y me he hecho fan, a ver si os gustan.

Backyard Babies-Dysfunctional Professional

miércoles, 8 de octubre de 2008

El hombre de mi vida (este mes): Alfredito.....


...me pones berraca!!

..si es que, donde esté un macho ibérico...

Yo no sé vosotras, pero servidora pasa de metrosexuales...ande esté un tío de pelo en pecho, preferiblemente con barba cerrada (y de tres días lo menos!) y con cara de chulazo...que se quite lo demás!

Aunque esté pelín cartoniano...

sábado, 4 de octubre de 2008

Propiedades organolépticas (y de las otras) del agua de Huesca


Chicas, ya es oficial. Al agua de Huesca le añaden unos aditivos especiales que matan cualquier tipo de líbido de éstos nuestros hombres oscenses.
Para muestra un botón. Este viernes pasado en Zaragoza ligué lo que no había ligado desde los 18. Años. En mi cartilla de baile apunté más de 10 peticiones. A partir de ahí, al faltarme dedos y sobrarme Bombays, dejé de llevar la cuenta, y chica, encima las descarté casi todas... ¿será que el agua de Huesca también nos afecta a las mujeres?
Al día siguiente, monísima de la muerte (y con el mismo vestido y el mismo taconazo ,que no andaba yo muy fina para hacer la maleta el sábado in the morning, 0 acercamientos. Pero no un cero normal, nonono. Pelotero! Que jode más.
La prueba no deja lugar a dudas.
Qué dura es la vida de la soltera oscense. Y, como dice la Pequeña Silvi, sobre todo la de la Oscense Oscena. Endevé!