El glamour nace, se hace o se compra en el Super?

viernes, 12 de junio de 2009

Bipolares


Pero qué reinas somos. Entre unas y otras juntamos historias para todos los gustos… aunque no para todos los públicos.
Llegados a cierto punto de frikismo, una necesita tener amigas así. Como tú. ¿Para qué? Para sobrevivir. Para saber que no eres la única. Para compartir lo aprendido, a veces a base de ostias, y convertirlo en anécdotas risibles. Para reírte de la vida, del trabajo, de los hombres y hasta de tu propia sombra… ¿por qué no?

Y es que nos gustan los retos. Lo que traducido al mundo real viene a ser algo así como que los tíos que nos ponen son aquellos que potencialmente pueden jodernos la vida. Y nos la joden, sí señor. Pero, ¿qué le vamos a hacer? Cada una es como es. También las habrá de las que les gustan dóciles y cariñosos. El típico “sí-cariño-lo-que-tu-digas-de-toda-la-vida” . Digo yo.
Pero no a mi. Ni siquiera por probar. Si no hay lucha, no hay victoria. Y si no hay victoria, no hay emoción. Y si no hay emoción, no me interesa.
Lo se. El arte de la guerra aplicado a las relaciones personales ya no se lleva. Ahora lo que vende la Cosmopolitan son las relaciones maduras, igualitarias, en las que él ayuda en casa y tú siempre llegas al orgasmo en una noche de pétalos de rosa y caricias sin fin… Pues mira no! A mi lo que me gusta es el barro. El juego. El tira y afloja. El sexo morboso y guarrete de ese que, cuando te viene a la mente un recuerdo, te recorre un escalofrío todo el cuerpo.

Yo quiero igualdad. Pero no de esa blanda y pastelosa. Quiero igualdad forjada en respeto, no en laxitud.

Ser mujer no es fácil. Duele. La gran mayoría de las mujeres tenemos una conducta bipolar fraguada en conductas sociales castrantes y milenarias y en una nueva ola de independentismo exacerbado.

Y ni tanto, ni tan calvo, señoras. Yo como mujer de hoy, me siento más cerca de la figura del hombre de ayer. Independiente, sexualmente activa, socialmente desinhibida, potencialmente peligrosa… Pero, aunque me fastidie reconocerlo, tengo un alter ego pavisoso que me obliga a querer salvar al mundo y más concretamente al hombre que ayer cayó en mis redes de femme fatale. Como os lo cuento.


¡Mierda de hormonas!

6 comentarios:

Clara Castillo dijo...

Hola! es muy bonito esto que has escrito y todo lo que he leído de tí.
Me atrevo a decir que mi libro Toc Toc va a gustarte... :)
Si quieres ir conociendo acerca del libro y/o de mí, te espero por mi blog claratoctoc.blogspot.com
Saludos gigantes, gata! :) o "un miau", como más te guste

Clara Castillo dijo...

Perdón! La invitación a claratoctoc.blogspot.com
va para todos los integrantes del blog, así como os animo a todos a comprar el libro! Y avisen a todos sus contactos, que lo bueno se comparte!! ;-)
Clara

McGrau dijo...

Solo puedo decirte una cosa querida mia... lo único que has de perseguir es lo que tu quieres, lo que tu sientes y lo que tu deseas. Ya sabemos que que hoy en día eso es muy difícil todo eso pero pon en una balanza lo que te pide el cuerpo en esos días con las hormonas tan alteradas en un lado y en el otro justamente lo contrario, lo que te pide el cuerpo en esos días en los que las hormonas están casi en stand by... seguro que hay un término medio y tú misma hallarás exactamente lo que buscas, aunque es una putada que hoy en día haya lo que hay...

remuacks ;)

Dina dijo...

A mí que me quiten el "si-cariño-lo-que-tu-digas-de-toda-la-vida"... nohombreno... que cansino

A mí que me dejen con mi lado masculino y mi sexualidad y mi sensualidad y... y con mis hormonas, que carajo... que a ellas también las aprecio

Dani dijo...

Pero que coño es esto, ahora usan el Badil como escaparate publicitario, que fuerte. Será que hacia mucho que no me pasaba y esta ha cambiado mucho.

Mi Gata, el problema que tenéis las mujeres es que no sabéis lo que queréis, como para saberlo nosotros. Algún día podíais decirlo porque sino esto es un lió. El día que os apetece que s den caña nosotros vamos con el "sí cariño" y cuando os apetece el "sí cariño" vamos nosotros de duros. Lo que me parece a mi es que a vosotras lo que os pone es llevarnos la contraria. Y no fuera porque estáis buenas paú rato os acuantiábamos. Uf, mujeres!!!!

la maru dijo...

Gatita, no riñas a las hormonas por lo que somos. Somos mujeres. Actuales, reales, vivas. Somos esos seres extraños que han superado sus reparos y que cuando quieren algo van y lo cogen. Sin permiso pero sin engaños. De frente.
Lo que pasa es que ellos tienen otras reglas de juego, mienten, son indecisos, inmaduros y cuando te quieren no se atreven.
Así nos va!